Adiós a un ejemplo del periodismo en México – Miguel Angel Granados Chapa

El Maestro Granados Chapa junto al Maestro José Sarukhán en la presentación del libro "Patrimonio Natural de México"

La vida me dió la oportunidad de disfrutar por varios años la presencia radiofónica en Radio UNAM de un periodista, que en palabras de Virgilio Caballero era “de ésos que ya no hay”: Miguel Angel Granados Chapa, quién conducía “Plaza pública” de una manera tan refrescante que a pesar de la edad real del conductor, lograba imponer en mi mente la idea de estar escuchando a alguien mucho mas joven, seguramente proyectando su impulso y entusiasmo al hacer el programa día a día. Irónicamente al poco tiempo de tener la oportunidad de escucharlo y verlo expresarse en persona, este gran hombre se despide de la vida.

Dicha oportunidad se me presentó durante la presentación del libro “Patrimonio Natural de México. Cien casos de éxito” editado por la CONABIO en fechas recientes y del cual espero hablar en una post próxima. Esa ocasión se engalanó con la presencia entre otros personajes, de Granados Chapa y pude constatar que a pesar de su estado delicado de salud, su elocuencia y finísimo uso del lenguaje brillaban en un tema mas cercano a mi persona que el acontecer político, como lo es la conservación de las áreas naturales de nuestro país y sus recursos.

Recibir la noticia de su deceso el pasado fin de semana desató en mí una sensación de tristeza además de que en mi humilde opinión ha quedado un vacío casi imposible de volver a llenar. En México Granados Chapa es sinónimo de un periodismo con ética, con principios esenciales de valor y lucha que no da concesiones ante las presiones del poder político y económico, punta de lanza en su momento de medios impresos como Excélsior, Proceso y Reforma, y que permeó con la escuela periodística de Manuel Buendía y refinada por el mismo Granados Chapa en otros medios más como La Jornada y espacios frecuentes en varias estaciones de radio además de su casa Radio UNAM y su “Plaza pública”, que tantas mañanas escuché y que me acercó al acontecer de mi país de una manera clara y con apego a la verdad.

Ahora a unos meses de la presentación del libro, veo ése momento con nostalgia, donde conocí un poco mas del periodista, pero también del ser humano, que a pesar de la serenidad y seriedad ante su diario quehacer, Miguel Angel Granados Chapa también sabía reír y disfrutar de la vida.

Como humilde contribución a los merecidos homenajes que se le han hecho, he escrito éste breve texto, que acompaño con un par de imágenes donde aparece el maestro Miguel Angel de entre otras que ése día tuve el honor de captar.

Granados Chapa, un gran ser humano.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s