Tomadas en el Zoo de Chapultepec, Cd. de MŽxico

Protección a cambio de Libertad?

Sin duda los zoológicos representan fenómenos importantes dentro de la cultura occidental, nos permiten tener un acercamiento con ése mundo natural, que por mas que hagamos por desprendernos de él sumergiéndos en una burbuja de concreto, tecnología y ambientes “sanos” y sin “bichos” seguimos interactuando con él, alterándolo y recibiendo en retribución, las consecuencias de dicha alteración. Una de ésas consecuencias es, además de reducir a casi nada los hábitats naturales y la consecuente disminución de especies, una incomprensión de la vida de animales y plantas, de los cuales terminamos mostrando algo de lo que queda en “escaparates” aislados de la realidad como si fueran maniquíes vestidos al estilo de modas pasadas.

Mientras para muchos una visita al zoológico es motivo de admiración y sorpresa y hasta vulgar diversión, para algunos de nosotros, sin dejar de maravillarnos ante las criaturas que podemos ver ahí, representa un cúmulo de sentimientos encontrados. En visita reciente al Zoológico de Chapultepec en la Ciudad de México, tuve oportunidad de ver de cerca una buena variedad de especies de aves, criaturas muy bellas que me inspiraron ternura e incluso solidaridad por estoicamente y sin saberlo ellas mismas, encender en algunos seres humanos una chispa de comprensión de la situación actual de la vida en este planeta. Sin embargo al estar frente a la jaula (terrible palabra) donde se encontraba el ave de la última imagen y verla acercarse mientras la contemplaba, su mirada fija en mí me llamó muchísimo la atención pensando para mí, ¿será curiosidad, qué hace éste ser con un tubo con un vidrio en la punta apuntando hacia mí?… no, en sus ojos se leía el encierro, la privación de la libertad.

No puedo evitar el sentir confusión ante semejante paradoja, quizá en éste encierro se encuentra la clave de la supervivencia de ésta especie, quizá ésta ave en especial tenga ahí su vida asegurada mientras dure, ¿pero a cambio de qué? Lo majestuoso y bello de su vuelo ya no podrá cumplirse como está diseñado, en libertad, y todo por el empeño del ser humano en ser el “rey” de la creación. Yo mas bien creo que debe ser su guard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s