Monthly Archives: January 2017

No need to give up the dessert!

Always wondering how to loose weight without giving up the most exquisite foodie pleasures?, cannot avoid that sweet moment at the end of dinner?!!

Weight loss

I’ve found out the perfect way to achieve your weight loss goals, stay tuned on the blog, pretty soon I will share it with you in a following post!!

Aun de una sola pieza. Still in one piece

Note: If you would rather read this post in English or your own language please visit the web version on http://www.ojodepiedra.wordpress.com and click on the language drop down selector on the left column, thanks!!

Cuán fugaz puede ser el momento en donde se puede sellar el destino de una vida!!!

Desde que retomé el andar en bicicleta hace poco mas de dos años he descubierto un mundo de satisfacciones, diversión, conocer nuevos lugares, transportarme mas rápida y eficientemente, complementar mis entrenamientos físicos, muchas ventajas!!

En todo este tiempo he tenido muy pocos percances, y mas aún tomando en cuenta que ahora manejo con mucha mas soltura y fluidez (y también me gusta la velocidad jeje). Muy recientemente, hará unas tres semanas, apenas tuve una caída donde si quedé un poco mas lastimado: rodillas, casi todo el costado exterior de la pierna derecha y parte de mi brazo derecho con golpes, raspones y magulladuras varias. En realidad no fué una caída muy fuerte y aparatosa, sin embargo, después de ver si no tenía algo fracturado o muy dañado inmediatamente me levanté como pude y me quité del arroyo vehicular, para evitar algo peor, y ese día si me dejó pensando muy seriamente en una experiencia que tuve en noviembre del año pasado, y que en aquél momento sólo me causó algo de sobresalto y consideré lo poco o muy riesgoso que podría haber sido.

En ocasiones cuando no tengo la oportunidad de rodar y entrenar mas lejos, sea por falta de tiempo, carga de cosas que hacer, o por cuestiones de salud mas recientemente, suelo recorrer el fraccionamiento donde vivo, el cual cuenta con pendientes muy pronunciadas, de ese modo puedo compensar un entrenamiento largo con uno corto pero de mayor intensidad. Y recalco, las  pendientes son muy, muy pronunciadas, sobre todo mas arriba del fraccionamiento, aunque a la altura de la calle en que vivo, desde donde hice la primera fotografía que está al inicio, es menos drástico. El riesgo, aparte de una falla de frenos o una rueda, o alguna otra parte de la bicicleta, es la velocidad con la que algunos vecinos bajan en sus automóviles. Ese día de noviembre después de entrenar acá arriba, venía ya de regreso disfrutando el descenso, algo rápido si, pero relajado aunque aún atento con todos los sentidos a cualquier cosa, sin embargo, acabando de voltear a ver atrás un par de segundos antes y escuchando atentamente sin percibir ruido alguno me abrí un poco hacia mi izquierda para virar a la derecha en mi calle, cuando, la última décima de segundo antes de girar del todo el manubrio escuché un repentino ruido de llantas y apenas de un motor, y paré de inmediato!, antes de haber frenado totalmente la bicicleta bajó muy rápido una camioneta blanca que pasó muy junto a mi derecha en el angosto espacio que quedaba entre mí y los carros estacionados, cuando realmente capté de qué se trataba la camioneta ya iba decenas de metros mas abajo!!!

De no haber percibido en el último momento el paso de la camioneta, en el justo instante que hubiera girado a la derecha me hubiera impactado con la velocidad y fuerza que le implicaba venir bajando de esa manera. La reciente caída tuvo las consecuencias que tuvo, siendo leve como lo fue, seguro de no haber frenado en aquella ocasión las consecuencias hubieran sido mucho, pero mucho mayores, ahora comprendo que incluso podría ya no estar aquí frente al teclado, compartiendo esto con ustedes, que muy probablemente mi existencia hubiera terminado ahí, en ese momento, o minutos u horas mas tarde…

Sé que en ese día tuve otra oportunidad de continuar en este mundo, viviendo, luchando… ahora las heridas recientes de mi cuerpo casi han sanado del todo, sigo subiendo a mi bicicleta y disfrutando el rodar en ella, dejando que me lleve a muchos lados, y trato de ser mas cuidadoso. Sé que habrá otras caídas, ahora es momento de pensar en incluir rodilleras y coderas a mi equipo cuando salgo, sobre todo si quiero sentir mas intensamente el viento contra mi rostro, algo que me hace sentir mas vivo.

 

Note: If you would rather read this post in English or your own language please visit the web version on http://www.ojodepiedra.wordpress.com and click on the language drop down selector on the left column, thanks!!

Ojo de Piedra, the real story, la historia real.

ojo-negro

Bien dicen que de lo mas difícil en la vida es poderse definir a uno mismo, conocerse a fondo, ¿o me equivoco?

Entre los que nos dedicamos al arte en cualquiera de sus disciplinas se estila el usar seudónimos o nombres que reflejen como queremos presentarnos al mundo o mejor aún, lo que guía y motiva nuestro trabajo y parte de nuestra personalidad, manera de ser y filosofía acerca de la vida.

El nombre “Ojo de Piedra”, título de este blog, ademas de ser mi alias en Instagram, Twitter y otras de mis identidades en la web, es el resultado de buscar definir mi identidad corporativa como fotógrafo. En el proceso, buscando dar mas sustancia a esa identidad, surgió en mí la necesidad de proyectar mas de mi esencia personal, de mis experiencias de vida y cómo se reflejaba eso en mi actuar, en mis paradigmas y en mi trabajo. Aún sin ser un experto, siempre me he fascinado con mi cultura mexicana, sobretodo con la mitología prehispánica Azteca y Maya.

Lo que me llevó en esta dirección implica el que a lo largo de mi vida la introspección me ha acompañado en mayor o menor grado, un compromiso hecho conmigo mismo de mejorar mi ser al pasar del tiempo, mi carácter muy contradictorio durante una época, y mi afición por estar en la Naturaleza y meterme a las cuevas, entre otras cosas; así que conociendo un poco sobre el mito de Quetzalcóatl y Tezcatlipoca, deidades de la cosmogonía Náhuatl, Azteca principalmente , encontré en las descripciones que se hacen sobre este último varios elementos con los que me he identificado.

A Tezcatlipoca se le identificó con la oscuridad y la noche, en donde se agudizan los sentidos y se maximiza la intuición; con las fuerzas naturales y primigenias, con los contrastes y los dualismos. Se le consideraba un ser invisible y omnipresente, le nombraban el Corazón del monte, Señor de las cuevas, donde uno puede adentrarse en la esencia de la Naturaleza y llegar a la humildad y la honestidad a través del dominio del ego. A Tezcatlipoca se le conoció también personalizado en el Jaguar, el señor del bosque oscuro, lleno de sabiduría ancestral, y como el Guerrero del Espejo de Obsidiana, ahí en el reflejo disperso donde tiene que observarse a uno mismo hasta llegar al fondo del alma.

Mi manera de conectar con el mundo es a través de la lente de mi cámara, estando de preferencia en el bosque, en las cuevas, en la montaña, donde puedo conectarme conmigo, buscando reinventarme a través de una constante evolución. Para mí el Ojo de Piedra es al mismo tiempo espejo y lente de obsidiana por los que viajan luz y oscuridad, catalizadores de la alquimia entre las caras de mi dualidad, con lo que me tengo que confrontar dentro de mi ser; mi visión de la vida y lo que busco captar y expresar a través de la lente cuando llevo al máximo mi quehacer fotográfico; es también la pupila del ojo del jaguar, la negra entrada de la cueva, el reflejo y la trasparencia del agua en los ríos y cuerpos de agua subterráneos o superficiales, los profundos espacios bajo el follaje del bosque y la selva…

La imagen con que acompaño este texto, realizada me parece que en 2008 o 2009 es la primera encarnación ya pulida de mi representación del Ojo de Piedra, un acercamiento al ojo de un jaguar, estilizado y sintetizado con el frente de una lente fotográfica, un símbolo que en mi mente le daba coherencia a las diferentes facetas de mi persona y mi trabajo. Desde entonces estuve usándolo como logotipo en mis fotos y  sufrió un par de transformaciones, hasta que llegué al punto de solo usar el seudónimo o mi nombre real. Ahora, en pleno proceso de transformación, la imagen tomará forma desde adentro, aunque no sé si alguna vez la comparta.

 Note: If you would rather read this post in English or your own language please visit the web version on http://www.ojodepiedra.wordpress.com and click on the language drop down selector on the left column, thanks!!

Escaping from darkness 

Last year is gone, for good or wrong right?. Now a new chance unveils in front of us. 2016 had some good things about it, and for me some not so good. In fact it also brought to my life some things I definitely want to get rid off, and get a healthier, brighter life.

Now another year has just started, and having photography as my main way of expression the morning of January’s first day I walked for a while looking for some meaningful images. After a while I spotted a small group of little plants shining with a touch of sunlight against a very dark background. To me this image is the one that speaks to me the most, it seemed as if the plants were reaching out into the light, struggling to find their way out from shadow. This 2017 a similar struggle lays in front of me, an hopefully it will take just part of the year.