Category Archives: Fotografía

Tour y taller fotográfico en San Joaquín, Sierra Gorda de Querétaro, 21 al 23 de octubre 2016.

CedralPark_Jan 09 2016_0221

La Sierra Gorda de Querétaro es una región llena de belleza natural, en ella se encuentran muy variados ecosistemas y su paisaje ofrece muy singulares vistas. Los senderos y parajes próximos al pueblo de San Joaquín invitan a recorrerlos descubriendo a cada paso detalles dignos de ser contemplados y su gente conocedora de la región nos regala sus misterios. Esto y mas ofrece innumerables oportunidades para todos aquellos que disfrutan de viajar y conocer siempre con su cámara en mano.

Te invito a recorrer y disfrutar de las maravillas de la Sierra Gorda y acercarte a las posibilidades que da la fotografía en esta bella región de México! En un fin de semana tomando como base un bello parque asentado entre las colinas recorreremos los alrededores admirando y fotografiando el paisaje y los detalles naturales. Aprenderemos a entender mas del lenguaje fotográfico, la luz, la composición y el uso de la cámara. Si el cielo se porta amable con nosotros podremos retratar el cielo nocturno, y a la mañana siguiente estaremos listos para contemplar el amanecer después de una noche de merecido descanso en cabañas con todas las comodidades o al estilo mas natural en tienda de campaña.

Entre sesión y sesión podremos degustar la comida regional preparada con esmero en el comedor del parque, y tomar descansos para convivir, platicar de fotografía o simplemente contemplar el entorno.

Esta aventura

CedralPark_Jan 09 2016_0177

Itinerario:

Viernes por la noche y/o sábado a las 9:30:

Llegada al parque.

Sábado:

Desayuno y bienvenida.

Sesión de campo: caminata en los alrededores del parque, fotografía macro, paisaje.

Comida.

Sesión de campo: paisaje, atardeceres.

Merienda.

Sesión de Fotografía nocturna.

Domingo:

Sesión al amanecer, paisaje, detalles naturales.

Almuerzo.

Sesión de salón, muestra del material de los asistentes, crítica constructiva, preguntas y respuestas.

Regreso.

EMP_20150610_127-2

Equipo necesario:

No es necesario que tu cámara sea profesional, se pueden hacer buenas imágenes en muchas situaciones con cámaras compactas y celulares con buena cámara, así que trae tu cámara digital réflex o mirrorles, cámara compacta, iPhone o por el estilo. Si cuentas con lentes intercambiables, tráetelos!!, angular, telefoto y macro muy adecuados.

Tripié si cuentas con uno.

Ropa y calzado cómodo, vestido por capas para las sesiones nocturna y del amanecer.

Lámpara, preferible frontal a una de mano.

Repelente de insectos, bloqueador solar.

Mochila ligera para los recorridos.

Gorra o sombrero, chamarra.

Equipo de acampar si optas por esa opción de hospedaje.

 

EMP_20160626_022

Costos por persona:

Opción 1: con hospedaje en cabaña para 2 o 4 personas con todas las comodidades, $1850.00

Opción 2: con hospedaje en tienda de campaña: $1500.00

Incluye:

Tour fotográfico de dos días, recorridos por el parque, asesoría fotográfica, 4 alimentos (desayuno, comida y cena del sábado, almuerzo del domingo, todos cocina típica de la región), y una noche de hospedaje.

Noche extra en cabaña: 450.00

Noche extra en acampada: 120.00

Nota: No incluye transporte.

 

Te esperamos en la Sierra Gorda!!!

Contacto en Facebook: https://www.facebook.com/EduardoMendozaDocumentaryPhotography/

Mail: lalomendoza@mac.com

Advertisements

Fujifilm XT10 y Micro-Nikkor 55mm AIS

Habiendo usado la XT10 de Fujifilm con su lente “de kit” el 18-55mm -un lente con una calidad mucho mejor que esos lentes de kit a los que nos tienen acostumbrados las otras marcas- por ya varios meses, definitivamente sigo asombrado por la calidad de imagen que entrega la combinación del sensor X-Trans y la óptica de Fuji. Sin embargo, una de las razones principales para adquirir una cámara de la serie X de lentes intercambiables, habiendo disfrutado mucho de hacer fotos con la X100S es poder utilizar algunas de mis excelentes ópticas de Nikon en combinación con la calidad de imagen y las simulaciones de película que me da la Fuji.

XT10, Fotodiox y Micro55mm

El mundo de los pequeños detalles, sobre todo los que esconde la naturaleza siempre me inspira para hacer fotos y los lentes para macrofotografía son de mis favoritos para documentar un insecto, o crear imágenes que rayan en lo abstracto a partir de vegetación. Una pequeña joya desde que lo adquirí es mi Micro-Nikkor 55mm F2.8 AIS, y siendo de mis lentes favoritos y que mas uso ha tenido en mi Nikon D200 es el primero que deseaba usar en combinación con la XT10 y el adaptador de Fotodiox. La combinación es excelente, el tamaño y peso reducido del Nikkor lo hace un excelente compañero de la XT10 y en conjunto con el adaptador el kit resultante es muy ligero y compacto, perfecto para una buena jornada de varias horas de hacer fotos.

Ya me he pasado un buen tiempo en 2 jardines botánicos de la Ciudad de México con mi kit macro Fuji-Nikkor, ademas de recorridos por la Sierra Gorda de Querétaro donde los sujetos para el macro son muy variados,  y en algunas locaciones mas con excelentes resultados de los que la mayoría dejaré para próximas entradas al blog, aquí les quiero compartir una corta selección de las imágenes que he logrado desde el inicio y hasta días recientes. Realmente puedo decir que estoy muy contento con este kit, práctico y versátil, cómodo de usar por varias horas sin sentirse fatigado y las imágenes, sea en archivo Raw o los Jpg’s directos con las simulaciones de película, sobre todo el rendimiento del Velvia, tienen un toque especial que es muy de mi agrado. Si bien no se cuenta con autoenfoque, en la macrofotografía es algo que normalmente no es muy útil, y con las asistencias para el enfoque manual de la cámara se facilita mucho lograr el foco donde se requiere.

Usar el Micro_Nikkor 55 es de por sí una delicia, con ese nivel de calidad de construcción ya más que reconocido por muchos fotógrafos y ese toque suave del anillo de enfoque que he disfrutado por años con mis cámaras Nikon DSLR, y que ahora soy afortunado de combinar con mi Fuji. Espero disfruten la galería.

 

Paisajes de una hortaliza

Es increíble cómo puede cambiar el entorno!, en Noviembre del año pasado un costado del garaje gozaba de una vida que hoy no tiene, en estos días las paredes blancas carecen del exuberante verdor que nos compartía una bella y enorme planta de calabazas. Nunca antes había tenido la oportunidad de admirar la belleza que se puede encontrar en las formas y contornos de una planta así.

EMP_20141101_004

El poder mirar con detenimiento, diariamente y a múltiples horas del día las hojas, las flores, que por cierto varias terminaron en quesadillas, las caprichosas formas espirales, y las vellosidades de las ramas de la enredadera, inevitablemente condujeron a que destinara muy buenos ratos a caminar junto a la bella planta cámara en mano. Al correr de los días alterné el uso de mi Fuji X100S y mi Nikon D200 armada de un macro de 55mm, explorando una y otra vez los variados paisajes a pequeña escala que se abrían ante mi vista.

EMP_20141105_071

Realmente disfruté mucho la experiencia de contar con esa compañía en casa, siempre hemos tenido plantas y árboles, pero la manera de extenderse de la planta de calabaza, de llenar todos los huecos por donde pudo, sí que es algo especial, a pesar de ser una especie cultivable en México desde hace muchos siglos no deja de tener su espíritu silvestre, o al menos así fué mi sentir. Finalmente llegaron los fríos de diciembre y enero y la planta se fué secando, hasta que los paisajes que me regaló ya no los pude ver mas.
EMP_20141105_086

EMP_20141105_035

EMP_20150113_032-Edit

Maravillas de la Sierra Norte, Puebla.

20140628-073342-27222981.jpg

Recorriendo los caminos por las partes altas de la sierra, muy por encima de la cabecera municipal en Tlacuilotepec, hay momentos que los sutiles matices de luz y color deleitan la vista, y el alma.
Alejándome del blanco y negro, a través del cual encuentro muchas maneras de expresar lo que veo, hay escenas y motivos que viven a través del color, así que ésta ocasión les dejo este paisaje, captado durante los últimos momentos del día.

Un vistazo a la Sierra Mágica, Tlacuilotepec, Puebla.

EMP_20140322_258

Con el gusto de regresar a escribir otra post! Ya sé, hace ya mas de un mes desde la post pasada, pero en ocasiones el estar muy ocupado entrenando, y saliendo a explorar lugares interesantes trae como recompensa mas imágenes e historias.

En semanas anteriores tuve la fortuna de ir un par de veces a Tlacuilotepec, en el norte de Puebla, una región mas al norte de Cuetzalan, en las cercanías de Huauchinango y la presa de Necaxa la que está siendo promocionada como nuevo destino turístico. El objetivo principal, aparte de simplemente pasear, claro, era explorar una cueva con algunos amigos, Ana Pérez, Angel Rueda y Roberto Rodríguez, compañeros y mentores en nuestra pasión que es la Espeleología. En nuestra primera visita, arrancamos temprano desde la Ciudad de México y sin saber exactamente dónde se ubica la cueva, primero nos encontramos con la Familia Cuéllar-Díaz en Xicotepec de Juárez desde donde nos llevaron a Tlacuilotepec por un sinuoso camino entre grandes cañadas y a lo largo de las orillas de las colinas y los voladeros de la Sierra. Tras bajar por el camino desde Xicotepec, subir de nuevo, volver a bajar hasta cruzar un puente por encima de un río, y finalmente subir por las estribaciones montañosas una vez mas, llegamos a Tlacuilotepec, recibidos por un letrero: “Bienvenidos a Tlacuilotepec, Sierra Mágica”.

Al ir avanzando entre las casas, el tipo de construcciones, la mayoría sencillas, de adobe y teja, me hicieron pensar en una población humilde, de mucho menor importancia y tamaño a lo que la llegada a su plaza principal nos demostró con sus portalitos muy bien decorados, con columnas y colores vivos, un jardín central muy arreglado y una pequeña parroquia, muy mona por fuera, pero que aún no tenemos el gusto de visitar a fondo. Ahí, entre los locales que se ubican en los portales en la Tienda-Café “Don Cos” fuimos recibidos por sus propietarios Don Tito y Doña Laura de una manera tan amable y cálida que nos hicieron sentir realmente en casa, en un ambiente de ésos de tradición, del tipo tendajón mixto de los que había muchos antaño, siendo Don Cos muy singular al mezclar en el mismo espacio botas, sombreros, cinturones, pilas, lámparas, y utensilios muy variados para la labranza y la casa, con bolsas de café, licores locales y hasta mermeladas. Habiendo llegado a la mera hora del calor desde luego que estábamos sedientos, y  afortunadamente no se hicieron esperar las bebidas refrescantes, refrescos y cervecitas bien fríos y un tesoro que encontramos en la tienda, un licor de jamaica que acompañado con mucho hielo fascinó nuestros paladares. Después de un buen rato tan a gusto nos encontrábamos en la plática que por poco y nos quedamos ahí en Don Cos!, tuvimos que hacer un gran esfuerzo para seguir camino hacia la cueva. Guiados por Carlos, un vaquero recio nativo de por allá, continuamos subiendo aún mas por la sierra hasta que dejamos los tejados de Tlacuilotepec por debajo de nosotros hasta un paso entre las crestas de los montes a partir del cual comenzamos a bajar de nuevo sobre una terracería. Cerca de un hora mas tarde nos detuvimos a la orilla del camino, -no sin antes haber hecho una pausa para echarle el ojo a una pequeña dolina o depresión en el terreno en la que puede abrirse una cueva- nos equipamos con arneses, cascos, lámparas, ascensores y descensores, y cargando costales con cuerdas y fierros Carlos nos llevó cuesta arriba por un sendero entre la vegetación -de la cual por cierto no toda era amigable- hasta la entrada de la cueva. Acompañados hasta allá por los Cuéllar Díaz, y sin que ellos contaran con equipo de progresión, su entusiasmo los llevó a seguir con nosotros hasta donde el terreno lo permitiera, así entramos finalmente a la cueva.

Por la hora en la que entramos decidimos que sólo haríamos una breve prospección de entre hora y media a dos horas, en ese lapso bajamos por una pequeña joroba de roca hasta una rampa de lodo, en su fondo se abría una galería por la cual continuamos avanzando inicialmente caminando libres entre unas columnas y paredes con formaciones y algo mas adelante anclados a cuerdas de seguridad bordeando las sanjas entre el piso falso y que continuaban varios metros hacia el fondo de la grieta. Al progresar por ahí nos dimos cuenta de que por ése camino no íbamos descendiendo como estamos acostumbrados sino que estábamos subiendo!, parecía que la galería venía de arriba del monte, lo cual nos lo confirmó una pequeña corriente de agua que avanzaba en sentido contrario a nuestro recorrido. Emocionados de ver que continuábamos avanzando se nos pasó el tiempo hasta que Robert preguntó “Lalo, ¿qué hora es?”, y no sin un poco de frustración le contesté que ya era hora de dirigirnos a la salida. Viendo las posibilidades de avance de la cueva, en la que por cierto al ir hacia la salida encontramos otra rampa un poco mas allá por donde se podría seguir hacia abajo de la cueva, en nuestras mentes apareció la certeza de que tendríamos que regresar a continuar ésa exploración!

Al regreso nos encontramos a los demás esperándonos por fuera de la entrada a la cueva, nos saludamos con gusto y después de una corta pausa descendimos por el sendero llegando después de unos cuantos resbalones cuesta abajo hasta donde se habían quedado las camionetas., los que avanzamos mas en la cueva nos despojamos velozmente del equipo, calzado y la ropa enlodada que traíamos encima poniéndonos prendas secas y mucho mas limpias para podernos subir a los asientos sin dejar los interiores de la camioneta como chiquero. Emprendimos el regreso hacia Tlacuilotepec algo apurados de que no nos cayeran la niebla y la noche en la terracería, lo que no impidió que maravillados por la luz de la tarde y el descenso de la neblina sobre las crestas y laderas de los montes nos detuviéramos a hacer unas buenas fotos, antes de continuar hacia Xicotepec donde disfrutamos de una rica merienda antes de emprender el regreso a casa.

Nada mal para un sólo día eh? De la segunda visita a este bello rincón del norte de Puebla y su no menos emocionante relación de sucesos, hablaré en próxima ocasión.

Revisión personal: mis imágenes de naturaleza en una expo reciente.

Hace unas semanas algunas de mis fotografías de naturaleza se exhibieron junto con las de un compañero y colega fotógrafo en las instalaciones del “Metro”, el sistema de transporte en trenes que traslada a millones de los que circulamos por esta ciudad, con la intención de mostrar visualmente un poco de la enorme variedad de especies y ambientes que nos ofrece el bellísimo mundo natural de nuestro México y con suerte contagiar nuestro aprecio y nuestra preocupación por cuidarlo. Entre los invitados a visitar la expo varios se vieron cortos de tiempo para ir al Metro a ver las imágenes. Para los que quisieron pero no pudieron asistir, y para compartir en este medio esas imágenes aquí les dejo esta galería integrada por las que personalmente tuve el honor de presentar a los ojos de todos aquéllos que a propósito asistieron, o que les llamó la atención hacer una pausa en su recorrido, y observar y emitir comentarios o críticas, algunas de éstas últimas escuchadas por mi, en ocasiones presente de incógnito 🙂

Espero que ver ésta colección de imágenes siga siendo un disfrute y una reflexión, así como para mí fue un descubrimiento verlas desfilar como un conjunto, conjunto que atestigua las constantes y los cambios en mi visión a lo largo del período transcurrido entre el disparo del obturador de la foto menos reciente y el momento de elegir la mas actual del archivo.

La visión de lo que vale la pena.

Falling onto rock

La Fotografía permite la interpretación del mundo a través del ojo de quien agarra una cámara y hace “click”. La visión de cada uno refleja nuestra personalidad, cultura y opinión sobre la vida. Las imágenes que creamos pueden representar momentos memorables de nuestra vida, con la familia y los amigos, los viajes y lugares que visitamos,  y las escenas o situaciones que nos llaman la atención. Las imágenes si bien en la mayoría de los casos no nos llevan a la acción inmediata, sí nos mueven a la reflexión y hacen eco en el alma, poco a poco transformando nuestra manera de pensar y concebir la realidad. En este mundo cada vez mas despojado de identidad, humanidad y conciencia, las imágenes sirven de eslabón entre nuestra propia existencia y lo que vale la pena conservar por su importancia cultural, natural o su simple belleza.

Lo silvestre invade la casa.

Si uno no va a la Naturaleza, la Naturaleza viene a uno!

Uno de los cocos de los que nos gusta fotografiar el entorno natural y sus criaturas es el vivir en áreas urbanas, un coco que en ocasiones afortunadas se desvanece entre las luces.

Cerca del fraccionamiento hay algunos llanos cerca y bueno el jardín de la casa también ayuda a que tengamos algunas visitas silvestres adentro y que si tienen la fortuna de sobrevivir a mis dos gatos deambulan a su antojo. Hace unas cuantas noches había dejado un Flash SB-800 de Nikon montado en un tripié por un par de dias, y de reojo me llamó la atención ésta arañita que colgaba balanceándose, traté de ubicarla en un lugar menos expuesto pero me ganó el pequeño arácnido, al tocarla rápidamente subió por su hilo y tomó posición el el sensor de luz del flash, donde se sintió tan segura que me permitió armar mi cámara con un 50mm y un juego de tubos de extensión para hacer acercamientos (juguete que me encontré de segunda mano y que le ha abierto nuevas posibilidades a mis close-ups y del que les contaré la siguiente ocasión), iluminar con otro flash y tomarle un par de fotos al bicho.

Me pregunto: ¿por cuánto tiempo había la arañita hecho su base en el flash?

Protección a cambio de Libertad?

Sin duda los zoológicos representan fenómenos importantes dentro de la cultura occidental, nos permiten tener un acercamiento con ése mundo natural, que por mas que hagamos por desprendernos de él sumergiéndos en una burbuja de concreto, tecnología y ambientes “sanos” y sin “bichos” seguimos interactuando con él, alterándolo y recibiendo en retribución, las consecuencias de dicha alteración. Una de ésas consecuencias es, además de reducir a casi nada los hábitats naturales y la consecuente disminución de especies, una incomprensión de la vida de animales y plantas, de los cuales terminamos mostrando algo de lo que queda en “escaparates” aislados de la realidad como si fueran maniquíes vestidos al estilo de modas pasadas.

Mientras para muchos una visita al zoológico es motivo de admiración y sorpresa y hasta vulgar diversión, para algunos de nosotros, sin dejar de maravillarnos ante las criaturas que podemos ver ahí, representa un cúmulo de sentimientos encontrados. En visita reciente al Zoológico de Chapultepec en la Ciudad de México, tuve oportunidad de ver de cerca una buena variedad de especies de aves, criaturas muy bellas que me inspiraron ternura e incluso solidaridad por estoicamente y sin saberlo ellas mismas, encender en algunos seres humanos una chispa de comprensión de la situación actual de la vida en este planeta. Sin embargo al estar frente a la jaula (terrible palabra) donde se encontraba el ave de la última imagen y verla acercarse mientras la contemplaba, su mirada fija en mí me llamó muchísimo la atención pensando para mí, ¿será curiosidad, qué hace éste ser con un tubo con un vidrio en la punta apuntando hacia mí?… no, en sus ojos se leía el encierro, la privación de la libertad.

No puedo evitar el sentir confusión ante semejante paradoja, quizá en éste encierro se encuentra la clave de la supervivencia de ésta especie, quizá ésta ave en especial tenga ahí su vida asegurada mientras dure, ¿pero a cambio de qué? Lo majestuoso y bello de su vuelo ya no podrá cumplirse como está diseñado, en libertad, y todo por el empeño del ser humano en ser el “rey” de la creación. Yo mas bien creo que debe ser su guard

Nevado de Colima: Excursión Fotográfica

Descubre una hermosa locación a través del placer de la Fotografía. En medio de este bosque de pino, oyamel y encino se encuentra una gran belleza hasta en los detalles mas sencillos, sólo hay que descubrirla.

Pasaremos un fin de semana acampando una noche en las faldas de la montaña. Estar ahí en las horas donde la luz es mas bella será estupendo para captar muy buenas imágenes. Trae tu cámara, equipo de acampada y muchas ganas de convivir y aprender a mirar.

Inversión: 450.00 por persona.

Incluye:

Entrada al parque Nevado de Colima.

Recorrido guiado de dos días por el parque.

Booklet Fotográfico

Instrucción fotográfica durante el recorrido.

Requisitos:

Cámara fotográfica, preferentemente Reflex digital.

Tripié (opcional pero deseable).

Equipo de acampar.

Condición física aceptable.

Notas: las provisiones, y el transporte corren por cuenta de los inscritos. El mínimo para realizar la excursion es de 12 participantes y el máximo de 20.

Informes en Ciudad de México: Eduardo Mendoza – Facebook

Informes en Guadalajara: Selene Flores Rivera – Facebook

Mariposas de los trópicos visitan el Altiplano Mexicano.

Al parecer en la Ciudad de México tenemos visitantes de otras latitudes.

Hace unos meses me topé con una oruga de colores brillantes y contrastados comiendo las hojas de un chirimoyo, árbol frutal parecido al guanábano. Por supuesto fuí de volada por mi cámara y comencé a hacer algunas imágenes hasta que obtuve unas decentes. Subí la imagen de la oruga a la Comunidad Mexicana de Fotógrafos de Naturaleza en facebook esperando obtener información de la especie de la que se trataba. Cuando amablemente me informaron que podría tratarse de una larva de una mariposa del género Mimoides y de la posibilidad de que fuera una especie antes sólo encontrada en Costa Rica, me llené de asombro y decidí seguir a la oruga cada que podía. Por días tuve el regalo de observarla cambiar de hoja hasta que me fué imposible encontrarla. Algo decepcionado estaba a punto de alejarme de ahí cuando me llamó la atención una forma que no esperaba: la misma oruga, pero cambiando sus patrones y colores! En unos minutos pasó del amarillo con negro, pasando por unas variantes naranjas y casi rojas, a encapsularse en su capullo, formado en instantes que desafortunadamente me distraje, y que en compensación al mismo tiempo encontré que en una rama cercana se encontraba otro capullo ya formado!

Me mantuve al pendiente esperando el momento de la salida de las mariposas con la curiosidad de saber en qué se convertirían aquéllas orugas amarillo con negro que se guardaron en aquéllos “sleeping bags” color verde con un cuernito y una mini “cuerda de seguridad” anclada a las ramas. Día a día me asomé a donde se encontraban las crisálidas, pasó una semana, pasó otra, pasaron… perdí la cuenta hasta que un día noté que uno de los capullos estaba vacío! Era imperante el estar al pendiente del segundo!, pues nunca supe cuánto tiempo antes se había encapsulado la primera larva y había empezado su metamorfosis. Finalmente la espera rindió frutos, un muy muy leve cambio en la tonalidad del verde del primer capullo, poco antes de que lo encontrara ya vacío, repetido en el segundo me hizo saber que en cualquier momento saldría la segunda mariposa. En lo que armé mi equipo para captar en fotos el momento, regresé al lugar y dispuse todo, la mariposa comenzó a salir y derrapando pude fotografiarla junto a su capullo abierto, esforzándose por secar y extender sus alas, y alzar su primer vuelo.

He investigado mas sobre ésta subfamilia y sólo un experto podría decir si mis visitantes -hasta ahora recurrentes pues los he seguido viendo hasta hace poco y sobre lo cual publicaré una post próxima- vienen de Costa Rica, lo que hasta ahora he podido concluir en base a lo que conozco, lo común entre las Mimoides que viven en México es que se les encuentra en zonas tropicales o subtropicales, tal vez el aumento global de la temperatura nos las ha traído por acá al altiplano para poderlas admirar, lo que sería por lo menos de momento, muy disfrutable.

Nuevo Curso – Aprende Fotografía Digital.

En respuesta a las solicitudes, se abre el nuevo curso de foto digital, práctico, divertido y sobre todo revelador de lo que pasa al hacer una fotografía. Te enseñamos todo lo necesario para que entiendas tu cámara, la luz, la composición, la óptica, y más, Aprende a tomar fotos estupendas.

Toda información la encuentras en: Curso: Fotografía Digital, técnica y estética para principiantes.

¡Ahora si no hay pretexto para no sacar tu cámara y ponerse a retratar tu mundo, tu vida y tus aventuras!